Cómo esquiar mejor

Por esquiar mejor o más correctamente entendemos el hacerlo de una forma más precisa, evitando movimientos innecesarios, corriendo el menor riesgo posible y aprovechando al máximo el material moderno, que permite disfrutar más tiempo, con mayor seguridad y con un menor esfuerzo.

Aquí os mostramos algunos aspectos importantes que quizá podamos mejorar:

– Mantenerse siempre centrados, relajados y equilibrados.

– Postura semi-flexionada en base a la velocidad, principalmente del tren inferior. Ésta será más baja cuanto más rápido se vaya.

– Llevar una posición más bien relajada a la vez que dinámica. Nunca estática.

– Tren superior erguido y ligeramente adelantado para que, independientemente de todos los desequilibrios durante la curva, permita iniciar el siguiente viraje con mayor naturalidad llevando el peso en las espátulas.

– Para dar el radio deseado a la curva, apoyarse en las partes laterales de los pies según convenga y aumentar la inclinación y presión sobre los esquís (especialmente en la zona de la espátula) para reducirlo.

– Si se presiona más en el esquí exterior se evitarán desequilibrios.

– La curva debe durar un tiempo, y si no es necesario, hay que evitar girar más rápido, ya sea forzando o derrapando. Hay que dejar que los esquís trabajen y tracen su parábola desde el cambio de cantos hasta el final de la curva.

– Vista dirigida hacia donde se está girando.

– Cuerpo dirigida al mismo lugar que los esquís, y después de la máxima pendiente ligeramente contra-rotado (1).

– Especialmente importante es el momento del cambio de cantos, ya que ésto es lo único que hace cambiar de dirección de manera natural.

 

Madrid SnowZone   | Copyright © 2020 |

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *