¿Podemos esquiar sin pasar frío?

Muchas personas vestimos de manera similar en cualquier estación del año, y sirva de ejemplo portar un simple pantalón en la parte inferior.

Es evidente que esto no es sensato, ya que la parte superior sí la adaptamos  vistiendo una camiseta cuando hace calor, o añadiendo un jersey y chaqueta cuando hace frío.

Y es que ese refrán de “no haber día frío sino persona mal abrigada”, es muy realista.

Cada individuo tiene una capacidad térmica diferente a nivel general, pero también cada uno de ellos en cada parte de su cuerpo.

Por eso debemos abrigarnos en base a nuestras necesidades concretas olvidando referencias de terceras personas.

Igualmente ya existen prendas que mantienen mejor el calor corporal, e incluso hay novedosos sistemas de chaqueta y pantalón que lo generan artificialmente, tal y como ya os hemos comentado en este blog

Éstas últimas, en las extremidades, ya están bastante extendidas con el uso de plantillas o guantes calefactables desde hace décadas.

En la misma línea, ya disponemos de otros inventos como pastillas o bolsitas químicas. Producen calor y se pueden colocar en el interior del guante o manopla.

Es importante al mismo tiempo expulsar la humedad y el sudor para evitar el frío y enfermar.

Del mismo modo, además del frío, tambíen debemos combatir las otras inclemencias del tiempo (lluvia, viento, etc.) con prendas específicas. Se pueden combinar y añadir el volumen y prendas necesarias para mantener cálido y seco nuestro cuerpo.

Ante tanta combinación de opciones, así como de uso de las distintas capas que nos acoplemos, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional a la hora de la compra.

En respuesta a la pregunta inicial: Sí. Se puede esquiar sin pasar frío. Pero hay que saber cómo hacerlo además de mentalizarse.

Madrid SnowZone   | Copyright © 2020 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *