La inmunidad del esquí ante la Covid-19

Si algo ha marcado este año 2020 a nivel mundial han sido las consecuencias del Covid-19.
En España, al igual que en muchos países, nos hemos confinado durante meses intentando controlar la expansión del virus.
Las actividades de ocio, entre ellas el esquí, no han sido una excepción a la hora de cerrar sus instalaciones.
Sin embargo en la actualidad la situación es mejor que el pasado mes de abril, aunque nunca debemos bajar la guardia, y nuestro centro de esquí por su peculiaridad ha sido el primero de la península en abrir hace meses encontrándonos ya a pleno rendimiento.
Aclarando el título de este artículo, el esquí es uno de los deportes con menor contagio potencial por varios factores como estos:
-Esquiar consiste en un deporte individual, es decir que no es un deporte de contacto ni en equipo.
-Nuestra “cancha” es de las más extensas, puesto que es la propia naturaleza o unas instalaciones de gran amplitud como las nuestras en Madrid SnowZone.
-El uso de los elementos de protección contra la transmisión del virus en este caso se agradecen por el frío y las inclemencias del tiempo. Y no sólo nos referimos a las mascarillas, sino también a las gafas y máscaras de ventisca que anulan el contagio vía ocular.
-La equipación para esquiar, por su grosor, materiales y tipo de construcción, nos protege aún más. A esto hay que añadir los guantes que evitan cualquier contacto con los objetos, y el casco o gorro que nos protege el pelo, especialmente a quien lo lleve largo.
-También los sistemas manos libres en los remontes eliminan eliminan movimientos y acciones innecesarias.
En nuestras instalaciones de Madrid SnowZone hemos reforzado las medidas de seguridad y protección implementando dispensadores automáticos de gel, máquinas difusoras de ozono, reforzando nuestro equipo de limpieza del inmovilizado y por supuesto del lavado e higienizado de nuestra ropa de alquiler, botas, y cascos tras cada uso.
Si a todo esto añadimos el OBLIGADO SENTIDO COMÚN que en la actualidad todos debemos mantener, podemos decir que esquiar se convierte en un deporte en el que los contagios son extremadamente difíciles.
Piénsalo.
Y si te decides… ¡En la pista de Xanadú te estamos esperando!

P.D.: No olvides las enormes ventajas de esquiar entre semana como pase más económico, ausencia de colas, aparcamiento sin problemas, más profesores disponibles y MAYOR SEGURIDAD gracias a la escasa afluencia de esquiadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *