El salto nórdico o los “saltos de esquí”

Cuando hablamos de esquí nórdico nos referimos a los deportes de invierno que abarcan distintos tipos de esquí, concretamente aquellas disciplinas en las que no se fija el talón de la bota a la base de los esquíes.

En el esquí nórdico existen 5 especialidades principalmente:
-esquí de fondo,
-salto de esquí,
-combinada nórdica,
-biatlón,
-telemark.

De todas ellas, la única no olímpica es el telemark.

En la especialidad del salto nórdico, los deportistas se deslizan por un enorme trampolín desde el que se impulsan para llegar lo más lejos posible. Llegan a despegar a 100 km/h en algunas ocasiones.

También es un deporte de jueces donde se puntúan la caída y si ésta se hace en posición de “telemark”.

En competición existen dos longitudes de vuelo estándar (ya que varían según el trampolín) que son el normal en el que se saltan unos 90 m. y el largo en el que se rondan los 120 m.

Es una prueba que tiene una gran dificultad técnica y por ello se necesita mucha preparación, pues el esquiador no solo tiene que saltar lo más lejos posible, sino que debe hacerlo en condiciones de seguridad y aterrizar con seguridad.
Un accidente no solo le restaría puntuación sino que a menudo tiene consecuencias trágicas para el deportista.

Este es el impresionante vídeo del actual récord del mundo de salto nórdico del austriaco Stefan Kraft conseguido en el trampolín noruego de Vikersund en 2017.

Madrid SnowZone | Copyright © 2021 |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *