La mejor y la peor nieve para aprender

El esquí y el snowboard son deportes que se practican deslizando sobre una base que cambia permanentemente como es la nieve.

 

Esta base depende de:

 

-El tipo de copos sobre los que nos encontremos esquiando, que en ocasiones están mezclados por las diferentes capas existentes.

-El espesor total existente.

-La base real visible que nosotros percibimos. 

-La base más tangible, que es la que nos interesa por ser la que se nos sustenta y está algo maś profunda.

-Lo compacta que esté por sí misma

-Lo compactada que se encuentre por las máquinas pisapistas.

-Lo venteada que esté.

-El grado de humedad que tenga.

-Si está enfocando el sol.

-Si es hielo

-Si la nieve cambia en varios tramos de la pista, pequeñas bañeras, placas, etc.

 

A grandes rasgos, la nieve se clasifica principalmente en:

 

-Nieve polvo

-Nieve dura

-Nieve húmeda

-Nieve primavera

-Nieve venteada

-Hielo

-Nieve producida

 

Conocer cuál es la mejor nieve para aprender a esquiar es una pregunta ciertamente interesante, pero la respuesta es relativa.

Si bien es cierto que en el caso de los expertos ellos ya conocen su tipo de nieve favorita, en el caso de quienes se inician, no es así.

 

En la mayoría de los casos la mejor nieve para aprender será la nieve compactada, fresada y bien aplanada por una máquina pisapistas. Y en caso de ser nieve fresca y ser tú quien estrena la pista a primera hora de la mañana, todavía será mejor normalmente.

 

De igual manera, la peor será la que tenga más relieve en su superficie, especialmente si esta se encuentra endurecida. Lo mismo ocurre con la nieve costra, también llamada escarcha de superficie, en la que la nieve puede ser polvo pero mantiene una capa superior dura que resulta muy incómoda de esquiar por irse rompiendo. Eso nos desestabiliza.

 

También la nieve dura en sí misma, así como el hielo, harán que el propio ruido al esquiar nos incomode y asuste. Pero lo más peligroso es que se necesita mucho más equilibrio deslizarlo y mayor distancia para frenar si es que lo conseguimos.

Por otro lado con nieve dura o hielo, una pista verde de debutantes o una azul, pueden convertirse en pistas peligrosas de extrema dificultad.

 

Por ello siempre se recomienda el asesoramiento de un experto, bien sea un profesor la mejor opción, un pistero que nos instruya, o al menos informarnos en las oficinas de la estación antes de salir a esquiar.

 

En el caso de seguir estas pautas, deslizar por una montaña nevada se convertirá en algo no más arriesgado que caminar por una “peligrosa” acera.

 

 

Madrid SnowZone   | Copyright © 2020 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *